El nombre de Mario Vargas Llosa baja en asiduos y prestigio y sube el de Evo Morales Aima: los triunfos de Morales son las derrotas de Vargas Llosa. En Evo Morales Bolivia tiene puestas sus esperanzas de un futuro más justo y representativo. Otra cosa sería, si pasado el tiempo, Evo Morales resulta ser del mismo corte que otros gobernantes (civiles o militares) corruptos y antipatriotas que hicieron tanto daño a Bolivia. Entonces sí se lo puede criticar y combatir con la misma severidad que lo hacemos hoy con los bastiones de la oligarquía caduca que consumieron los bienes nacionales hasta la médula.

 

  Me abstuve, aunque ganas no me faltaron, de escribir un articulo acerca de otro reciente del reconocido escritor Mario Vargas Llosa (MVL) titulado “Raza, botas y nacionalismo”. Dudé porque percibía que un sinnúmero de airados lectores reaccionarían, una vez más, contra la injusta e indecorosa violación de lo que los pueblos consideran su derecho natural: elegir a la persona que mejor les represente. En el caso de Bolivia, elegimos un indio que ejemplariza los principios, la fuerza de voluntad, y el espíritu de lucha por la reivindicación de un  pueblo prolongadamente vilipendiado. Evo Morales triunfó, a pesar de todas las injusticias y obstáculos de por medio, sin sucumbir ni claudicar en el empeño- cosa que es fácil para otros en mejores circunstancias y rodeados de mayor comodidad. Así vemos, en Evo Morales, el modelo que inspira a cientos de miles de niños y niñas indígenas que desde ahora en adelante podrán decir: ¡yo también puedo! ¿Cuántos Einsteins y Da Vincis habremos perjudicado por no dejar que los niños indígenas crezcan sanos y con educación?

 

  A ningún ciudadano del mundo le cae bien cuando se ataca su patria y su gente sin otro justificativo que los prejuicios y las generalizaciones, aunque sea de un otrora genial escritor. Ya ni siquiera importa el tono político que se pretenda dar al pérfido artículo de MVL, porque esta vez hasta la derecha recalcitrante se recula en silencio ante las barrabasadas que describe el autor de la “La ciudad y los perros”, novela-texto en clases de literatura en Bolivia. Hace poco tuvimos que lidiar con James Petras que prácticamente avergonzó a la izquierda internacional extrema, al referirse a la raza de Evo Morales en insensible desdén de los bolivianos y al derecho de este pueblo a forjar su propio destino. Lo que antes me detuvo, sin embargo, me impulsa ahora a expresarme sobre el infame artículo de MVL.

  Sin ser su intención, MVL dio un sacudón a los bolivianos que necesitábamos cerciorarnos de que no importan los doctrinarismos políticos cuando se trata de encarar el futuro nacional. Ya habló el pánfilo de la izquierda exagerada, faltaba el balance del mostrenco de la derecha recargada. Pero, vale mucho más el espíritu noble de lucha justa y valiente, y eso nos hace sentir la sencillez y fortaleza de Evo Morales. Lo importante es que el escrito de MVL ha repugnado incluso a aquellos que vacilaban sobre el asunto indígena como factor de vergüenza, humillación e inseguridad consigo mismos. Hoy en día frecuentan mucho  los ‘correo-ataques’ personales a Evo Morales precisamente dirigidos a su raza, o a su vestimenta: ¡qué pobre e inconsecuente argumento para juzgar a un ser humano! No es ni siquiera necesario aclarar que la mayoría de los bolivianos compartimos esa sangre indígena que incomoda a muchos: más importante es desenmascarar la hipocresía y maldad oculta en los corazones de los que podrían ser un poco más sofisticados y menos inseguros. Es por demás sabido que en muchos lugares de Latino América, e incluso en los EEUU, se posa la sombra del racismo como tara heredada de la época colonial. El viaje a Sud África que realizó Evo Morales, no sólo fue político, pero también un acto de hermandad con un pueblo que se levantó de los mismos prejuicios e injusticias históricas. Para MVL no hay verdaderos indígenas en Bolivia, y me imagino tampoco negros puros en el África. Yo no sé si MVL puede tener la sofisticación de entender que, en el mes del aniversario del nacimiento de Martin Luther King Jr., Bill Clinton es considerado negro por los afro-americanos, y que se puede ser indígena sin tener que ser indio.

  Le doy las gracias a MVL por lo que consiguió: afianzar más aún el nacionalismo boliviano que tanto desaprueban él y otros extremistas. Los bolivianos no podemos dejar que nuestro presidente sea atacado con tanto prejuicio, casi a tono personal. El nombre de Mario Vargas Llosa baja en asiduos y prestigio y sube el de Evo Morales Aima: los triunfos de Morales son las derrotas de Vargas Llosa. En Evo Morales Bolivia tiene puestas sus esperanzas de un futuro más justo y representativo. Otra cosa sería, si pasado el tiempo, Evo Morales resulta ser del mismo corte que otros gobernantes (civiles o militares) corruptos y antipatriotas que hicieron tanto daño a Bolivia. Entonces sí se lo puede criticar y combatir con la misma severidad que lo hacemos hoy con los bastiones de la oligarquía caduca que consumieron los bienes nacionales hasta la médula.

  Gracias además a MVL por sepultarse a sí mismo y a tantos como él que tratan de injuriar nuestra humanidad con anacrónicos y pesados comentarios de derecha prefabricada o de izquierda irreal, sin siquiera un tono de honestidad filosófica. Gracias por hacernos percibir que, tarde o temprano, tenemos que enfrentar lo que somos, y demostrar lo desmesurada, inconsecuente, incompasiva y simplista que puede ser la opinión de los embaucadores, que ignora, y más aún tergiversa, la realidad que nos toca vivir. Oigamos las palabras de Evo Morales en Sud África: “No traten de humillar a los pueblos indígenas”. Hay dos caminos en la invectiva a los problemas políticos: el que añora la mejoría de la humanidad, y el que desea lo mejor para sí sólo aunque se hunda el resto humano. [ARRIBA]  

Jaime Otero-Zuazo

Publicado en Aymar Qhawiri el 19/01/2006 por Siku Mamani
http://www.aymara.org/index.php?subaction=showfull&id=1137679460&archive=&start_from=&ucat=16&

http://www.quechuanetwork.org/news_template.cfm?news_id=3949&lang=s

http://www.lastinfoo.com/evo-morales-11.phtml

http://www.masbolivia.org/nacional/politica/triunfoev.htm